jeudi 24 juin 2010

Tengo revuelta la tripa, me duele por momentos, al igual que la cabeza. La cabeza independientemente del alcohol ingerido y los continuos desvelos, tengo los pensamientos como la tripa, revueltos. Algo me falta y no encuentro, algo que se fue y no vi ni cuándo. Por ahora pinta bien el trabajo, no sé cuánto tiempo pinte igual, no me preocupo mucho por esas cosas; aunque mucha gente diga que es necesario yo no lo creo; desperté como lo hago últimamente cuando los perros ladran y no pasa nada. Será esa la razón que en el camino al trabajo voy dormido y con los hombros bajos, mirando por la ventana buscando no se qué, que se que me falta, solo tengo el presentimiento que cuando lo vea me sentiré en paz. Ya sé, ya se, Es tonto decirlo y hasta cierto punto eufemista, pero lo siento y hace mucho, que no siento tan fuerte como ahora.

¿Es que acaso no tengo que buscar fuera? ¿Será que Bob Dylan y Serrat no tienen las respuestas que busco? El mar me limpió como hace mucho no lo hacía, el viento de viajero refresca la cara. Faltan los consejos sabios de la tía tete y el primo Camilo. Es por grandes periodos tata paz y sentirme bien, que no lo aguanto y destruyo todo de un golpe, no he aprendido a volar como aquí sueñan.
Es verdad, tengo que huir al desierto

2 commentaires:

Penny Lizzie a dit…

Huyamos al desierto!!!
Tengo el mar por la ventana, solo sé donde termina por los barcos que esperan su entrada al puerto. No me había dado cuenta pero es maravilloso estar aquí, sobre todo porque como todo...es temporal. Huyamos al desierto!!!

B.D. a dit…

http://loudersoft.com/songs/Bob_Dylan-Dreamin_Of_You.mp3