mardi 29 janvier 2008

Las seis de la mañana, media ciudad aun duerme y yo me levanto para saludar al mundo. Las estrellas me dan los buenos días, Me descubro vivo, el cansancio de dormir tanto me dice: "Levantate" yo, asustado me quedo pensando, hago un recuento de los días. Este año no he trabajado como debiera, mas bien no hago gran cosa que vivir, pero no me quejo, entiendo, que hay días para tomar pausas, estoy en ese lapso.

Ya tengo horario, todo el día en la universidad, los sábados me toca ir a clases, pero siento que todo esta cambiando para mi bien. Por primera vez me siento seguro de lo que estudio y me siento contento con ello.

Un día estamos arriba y otros en medio de la noria.

4 commentaires:

Megara a dit…

pues sí, las pausas no hacen daño y a veces son necesarias...
oye, que son los DS? JAJA...

Andrea a dit…

Esa sensación de estar bien es lo máximo. Tienes razón, hay temporadas de pausas.
Bonne chance!

Mar a dit…

Ah. Es chido salir a la escuela o a trabajar cuando todavía están las estrellas, no?

En fin. Que tengas un semestre muy chido!

Manolo a dit…

Yo no tengo horario.
Al menos oficial.
Esos maliditos no quieren que salga nunca.
Mañana te veo por alla