lundi 22 octobre 2007

hablando de lobo a lobo



Espejo me reflejo, luz que se refracta en colorines colorados que lo llevan a uno a pensar en diferentes planos, en lo que uno no es, lo que será y no, lo que de niño pensaste lograr hacer y ahora te da miedo.


En diez años seré treintañero, si pienso mas seriamente en eso, me falta un año para ser ingeniero, dos mas para el master ( si lo hago, espero sea así) después, si trabajo siete años tendré mushos lujos si me vendo bien, que miedo.




Quiero un coche que ande en mar -no se puede pepucho, no se puede- ¿Por que no mama? Mi madre callaba, yo miraba por la ventana del coche cuando viajábamos al mar, al pueblo de mis abuelos, a las montañas, si era de día soñaba tener alas, ir arriba del coche, si era de noche, podía tocar las estrellas y me colgaba de ellas, corría tan rápido que las desacomodaba.
Te compraré un trailer papá, tendré mucho dinero y viajaré a la luna a buscar el conejo para brincar junto a el. Pero toño, sabes que eso no es factible, ya eres grande y la luna no es de queso. ¿Por que no?
Quiero trabajar de marinero, bueno entraste a la unam, ahora estudias para ser ingeniero, fue lo pactado ¿Qué pasa? Dijiste: trabajaré cinco años seré investigador y darás clases hasta los domingos. Pensabas hacer un largo viaje donde regresaras con muchas maletas, contarías mil aventuras y sorpresas para la familia. Ahora dices, a los treinta viajar no es lo mejorcito, te haces viejo y donde quedaron los sueños? El vivir con un chaman, el comprar un trailer y tener un pisito junto al mar el tener un cafe en coyoacan, no puedes tener todo, siempre se sacrifican cosas. Pero no juegues con el libro de poemas, tampoco con el coche rojo, menos con el paracaídas.


Quiero un pisito excéntrico, con flores en las ventanas, vivir cerca del trabajo y una bici para distraerme. El tiempo pasa rápido ¿Niño a donde vas? A donde busquen los sueños y no solo una simulación de ellos.


Que duro es hablar con tu niño interno. Estuve en un punto en el que me encontré de luto por el futuro que había escogido y no tuve, negociando con el pasado que era un eterno recordatorio de que en algún punto me perdí en el camino.....y aun cuando no me encuentro donde pensé estaría en la vida, estoy ahora en paz con la persona que soy y con la vida que tengo. Nunca dejo de sorprenderme


4 commentaires:

Liliana a dit…

Wow! me provoco algo, no te puedo explicar, pero chido, feliz lunes.
estrellas para ti

ANA PAO a dit…

no es dificil hablar con tu niño interno, lo dificil es escucharlo de verdad y hacerle caso.

manijeh a dit…

Quiuboles primate, ya te voy a contestar ahora si tu mail... esa foto está muy linda. Y no me tientes que publico unas tantas que tengo ahí luego jeje.

*AntagoniSta* a dit…

Me enamoré de este lugar... dejeme recorrerlo despacito y descalza...

Tengo mucho por respirar, más aún para empaparme.
Gracias! aquí estoy, cerquita.